Tienda de antigüedades

París a través de sus fachadas

Conoce el París de los parisinos

Ciudad de la luz, del amor, de la moda y de las fachadas. Descubre el encanto de las calles parisinas a través de sus pequeñas tiendas, mimadas hasta el último detalle.

 

A una manzana del Museo del Louvre, en la Rue de l’Arbre, se encuentra una de las tiendas más carismáticas de París, La Galcante. Abierta en 1975, atesora millones de documentos impresos. No es un decir, en su catálogo hay ocho millones de periódicos, revistas y folletos, aunque buena parte de ellos se guardan en un almacén a las afueras de la ciudad. Y es que las dimensiones de La Galcante no dan para más. Bucear entre papeles y papeles es uno de los encantos de esta peculiar librería, el otro es su fachada. De enormes cristaleras, deja adivinar el interior a los transeúntes y cumple a la perfección con ese estilo y ‘savoir-faire’ tan bien mantenido por los franceses en prácticamente cada calle de su capital.

Vinoteca en Saint Germain des Prés
Vinoteca en Saint Germain des Prés Crédito: guillenperez on Visualhunt.com

 

Allí donde mires, París no defrauda. Siempre elegante, siempre distinguido. La belleza de la ciudad va más allá de sus monumentos más emblemáticos, de sus interminables avenidas y de sus envidiados museos. Expertos artesanos y jóvenes emprendedores mantienen la esencia de la ciudad desde sus mostradores y desde sus escaparates. Estos últimos son su mejor carta de presentación y toda una seña de identidad que el fotógrafo alemán Sebastian Erras ha sabido captar a la perfección. En su proyecto ‘Paris Re-Tale‘ ha captado algunos de los comercios más icónicos de la ciudad para que no pasen desapercibidos a ojos de los más de 33 millones de visitantes que suma la ciudad cada año.

Calle de Le Marais Turista en Le Marais

En el barrio de Le Marais se encuentran varias de las tiendas inmortalizadas por Erras, y es que esta zona al noreste del Sena aglutina lo mejor de ese París tan cuidado. El de las calles peatonales con adoquines y las fachadas pintadas. Aquí sobreviven pequeños negocios que sobreviven a la transformación de los espacios urbanos y mantienen la identidad de la capital francesa más allá de los circuitos turísticos. Pastelerías, barberías, floristerías, restaurantes y pequeños bistrós encuentran su lugar en este distrito que también alberga el museo de Víctor Hugo, montado en la casa donde el escritor vivió durante varios años a mediados del siglo XIX.

El autor de ‘Los Miserables’ compraba el pan en la ‘boulangerie’ situada en el 29 de Rue de Poitou. Pues bien, en este edificio del siglo XVII se mantiene la fachada y el letrero de la antigua panadería, pero en su interior aguarda el Hotel du Petit Moulin. El interior, diseñado por Christian Lacroix, está inspirado en la propia vida e historias acontecidas en Le Marais.

En las calles del barrio judío Pletzl, que también forma parte del distrito de Le Marais, se encuentran algunas de las mejores tiendas delicatesen de la ciudad –en contenido y continente–. Fachadas de madera y cristaleras pintadas con información de interés. Muchos de estos negocios mantienen la esencia del siglo XIX. En el 16 de Rues des Rosiers se encuentra la pastelería ‘kosher’ Murciano. Abierta en 1909, presume de una de las fachadas y vitrinas más bonitas de la zona.

librería Shakespeare and Co.
La librería Shakespeare and Co. se encuentra en el barrio Lation Photo credit: Casal Partiu Oficial on VisualHunt.com / CC BY-SA

 

Además de Le Marais, en barrios como Saint Germain o Montparnasse podrás completar este circuito alternativo e ir comparando tipografías, ilustraciones, letreros, mosaicos, carteles y toldos de cada negocio para entender cómo ha ido evolucionando este curioso patrimonio artístico de París. Y si te atreves a hablar con los propietarios ­–como hizo Erras en su proyecto fotográfico– conocerás a los verdaderos responsables de ese buen gusto que se respira en cada esquina de París.

...