Miami

El lado intelectual de Miami

Museos y festivales de la ciudad de las palmeras

En la misma ciudad puedes visitar la feria del libro más grande del país, escuchar la Quinta Sinfonía de Beethoven y perderte en un laberinto de galerías y murales. No estás en Europa, sino en Miami. Eso sí, no olvides llevar bañador porque después siempre habrá una playa esperándote.

Autor: Juanjo Robledo

Distrito Art Decó

Si dices que te encantan los museos de Miami es posible que duden que conozcas la ciudad. La mayoría te preguntará por sus playas, centros comerciales o discotecas. No los culpes. La ciudad de las palmeras tiene otra cara menos famosa, un lado intelectual con galerías, festivales y complejos artísticos como el Carnival Centre, el centro de arte más grande de Estados Unidos después del Lincoln Centre de Nueva York.

Eso no quita para que, entre museos, obras de teatro o conciertos, te puedas dar un chapuzón en las tibias y turquesas aguas del Caribe. En South Beach, por ejemplo, se encuentra el Art Decó Museum, donde se percibe que la arquitectura colorida y de esquinas redondeadas y formas tropicales que siempre has visto en el cine o la televisión forma parte del patrimonio del país.
Más de 800 edificios art decó construidos entre los años 20 y 40 se alzan a solo unos metros de la playa. Allí han vivido personajes como Elvis Presley, Al Capone, Frank Sinatra, Gianni Versace, Gloria Estefan, Julio Iglesias o Shakira.

La oferta cultural de Miami es amplia. Desde el Pérez Art Museum -premio Pritzker de arquitectura- y su colección de arte contemporáneo a orillas de la Bahía Vizcaína, hasta el Wolfsonian-FIU, considerado un templo del diseño, o The Bass y su muestra del Renacimiento que incluye obras de Botticelli y Rubens.

Vizcaya Museum

Cerca del downtown puedes entrar en una villa italiana del siglo XVIII situada en medio de las mansiones que se alinean por Coconut Grove: Vizcaya Museum. En sus lujosas salas y jardines de buganvilias y enredaderas se te olvidará que estás en Miami. Pero no te preocupes, frente a ti tienes los cayos Virginia y Biscayne, menos masificados que South Beach y con playas paradisíacas como Crandon Park.

La música y las artes escénicas también fluyen por las calles de Miami. El Coconut Grove Playhouse, el Centro Maurice Gusman, el Fair Expo Center o teatros como Jackie Gleason, Miracle, Lincoln o Miami Studio, de creadores cubanos, son algunas opciones. En julio la ciudad celebra el Festival de Teatro Hispano, uno de los más grandes del continente. Si te gustan los espacios abiertos, ve al anfiteatro del Bayfront Park, el parque preferido de los miamenses para escuchar conciertos de rock o jazz.

Calle de Wynwood
Crédito: Bruce Warrington/Unsplash

En Miami la cultura se funde con la fiesta. Te darás cuenta en marzo con el festival de cine cuando se proyecten películas en casi todas las playas y parques. O puedes acercarte a Little Havana para disfrutar del Festival de la Calle 8, uno de los más alegres y antiguos de la ciudad.
Para los amantes de la música electrónica está el Ultra Music Festival, el más grande del mundo en su género, mientras que los que prefieran la lectura tienen su sitio en la Feria del libro, reconocida como la más grande del país.

Pero si quieres sentir el actual pulso creativo de Miami debes dirigirte a las calles de Wynwood, reconvertida en una sala de exposiciones al aire libre con coloridos murales que reflejan la diversidad étnica y cultural de la ciudad. Las viejas bodegas han dado paso a galerías y talleres que organizan jornadas de puertas abiertas el segundo sábado de cada mes.
Y recuerda: no olvides llevar bañador, a pocos metros de cualquier recorrido cultural tendrás una playa con una bulliciosa ‘summer party’. Recuerda que estás en Miami.

...