Promenade Beach, en Fort Lauderdale, Florida

‘Road trip’ hacia la tierra donde los sueños se cumplen

La ruta en coche definitiva de Miami a Orlando

¿Planeando un viaje en familia? Acompáñanos desde la ciudad del sol hasta el universo de fantasía de los mejores parques temáticos de Florida. Acomódate en el asiento ¡Nos vamos de ruta!

Autora: Eugenia Fernández

Lo entendemos. Una vez en Miami, es difícil despedirse de sus calles coloridas y sus playas llenas de ambiente. El Museo Infantil de Miami, la histórica Venetian Pool –con cascadas, puentes, cuevas y más de tres millones de litros de agua– o la pequeña Habana, que lleva a las calles de Florida todo el ritmo y los sabores de Cuba, también ejercen un poderoso atractivo que invita a permanecer para siempre en la ciudad del sol. Pero cuando uno viaja con niños, sabe que hay dos palabras mágicas capaces de romper el encantamiento hipnótico de las olas de South Beach: Disney-World.

Vistas de la playa desde el exclusivo Soho Beach House en Miami Beach

A menos de cuatro horas en coche de Miami se encuentra la ciudad de los parques temáticos y el entretenimiento sin límites. Orlando se perfila como la tierra prometida para los más pequeños, el lugar donde sus personajes favoritos cobran vida y todos los edificios parecen sacados de un cuento. O de una caja de Lego, como en Legoland, donde se pueden visitar reproducciones de los monumentos más importantes de Estados Unidos hechos con los famosos bloques de construcción. Disney’s Magic Kingdom, Epcot, Universal Studios, Seaworld y hasta el mundo mágico de Harry Potter esperan al final del camino como una promesa de diversión. Pero la aventura hasta allí no tiene por qué ser menos entretenida.

El ‘road trip’ arranca eligiendo el coche de alquiler adecuado. Si viajas con niños, procura que sea cómodo y espacioso. Aunque no es un trayecto demasiado largo, pasarán varias horas sentados. Una buena idea es poner a trabajar la imaginación y anticiparos al mundo de fantasía que os espera desde el momento en que os abrochéis el cinturón. Rayo McQueen de ‘Cars’, el Millennium Falcon de ‘La guerra de las galaxias’ –a finales de agosto se inaugura Star Wars: Galaxy’s Edge en Disney’s Hollywood Studios– o incluso el Expreso de Hogwarts son algunos de los míticos vehículos que pueden serviros de inspiración para ambientar vuestro ‘road trip’.

Jardín de los cohetes, Cabo Cañaveral

El siguiente paso será elegir la ruta adecuada. La opción más rápida es la autopista Florida’s Turnpike, que permite estar en Orlando en unas tres horas y media. Es la preferida para los que tienen prisa por llegar a la ciudad donde los sueños se hacen realidad (y no les importa pagar peaje).

Los que prefieren disfrutar del camino y aprovechar la ruta para conocer otros rincones de Florida, pueden optar por la carretera I-95 N, sin peajes y algo más larga, pero con la posibilidad de visitar la ‘Venecia de América’, cuyo nombre oficial es Fort Lauderdale, interactuar con más de 20.000 mariposas en Coconut Creek o probar las chelas artesanas sabor mantequilla de cacahuete y mermelada de Funky Buddha en Oakland Park (solo para mayores de 21).

La carretera va siguiendo la forma de la costa, por lo que las maravillosas playas de Florida estarán a solo unos minutos en todo momento. Hay para elegir: Hollywood Beach, Boca Ratón, Delray Beach, las palmeras, la brisa marina y algún que otro faro os acompañarán en esta parte del trayecto.

Walt Disney World Resort, Orlando

Fort Lauderdale y sus canales –en los que se puede navegar en góndola– serán la primera parada. Esta ciudad al norte de Florida se hizo famosa como destino de ‘spring break’, pero hoy se orienta hacia el turismo familiar con parques acuáticos y  atracciones como el Jungle Queen, que combina un paseo en barco con una narración de 90 minutos y una excursión a una isla tropical. Otra de las paradas imprescindibles es Palm Beach, que ofrece experiencias ‘salvajes’ como el centro de ecodescubrimiento Manatee Lagoon, centrado en el estudio de los manatíes, o Lion Country Safari, una reserva que es posible recorrer en coche.

Para seguir explorando la vida salvaje de Florida, se puede hacer otra parada en Busch Wildlife Sanctuary, aunque también existe la alternativa de ‘viajar al espacio’, desviándonos hasta el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral. Allí se puede visitar el Centro de la Estación Espacial Internacional, donde se preparan las piezas de los cohetes antes de ser puestos en órbita y el ‘Hall of Fame’ de los astronautas. Y después, Orlando donde esperan, por supuesto, Mickey Mouse y su pandilla. La aventura está a punto de comenzar, otra vez.

...