Máncora, el sueño de casarse frente al mar

Opciones para tu boda en un entorno paradisíaco

Una playa de arena fina. Un horizonte limpio. Tú y tu pareja caminando descalzos entre las miradas de amigos y familiares. Un guitarrista que rasga tu canción favorita. Y, de fondo, las aguas turquesas y esmeraldas del Océano Pacífico.

Autor: J. Tangarife

Punta de Sal

Más allá de las gafas de sol y el ambiente surfero, existe una Máncora tranquila y romántica donde parejas de todo el país acuden para celebrar su boda. Los escenarios y las opciones son múltiples, desde la playa de Punta Sal al norte, hasta la playa de Los Órganos al sur.

Todo depende de tu sueño y del número de invitados. Tienes hoteles especializados en recibir a muchas personas o casas en las que se puede celebrar una boda íntima. De los primeros puedes elegir los que te organizan todo el evento, desde la ceremonia hasta el buffet, así mismo actividades complementarias como animación con Dj, excursiones por los alrededores o paseos en caballo. Entre ellos hay alternativas como Vichayito, Arennas, DCO Suites o Punta Sal Resort.

Pescador en Máncora

En Vichayito, por ejemplo, habilitan una carpa para 200 personas en medio del jardín del hotel. También ofrecen una zona de spa y masajes para los invitados en caso de que se alojen tras el enlace. En Punta Sal Resort, tienes la opción de celebrar la boda en la piscina con vistas al mar, en la playa o dentro del hotel. Si has confeccionado tu boda y ya tienes la decoración, los proveedores, el catering, la música y hasta un wedding planner, puedes mirar hoteles como Máncora Marina Hotel, Kichic y Villas del Mar, que te ceden sus instalaciones.

Para quienes quieren una boda más íntima con pocos invitados, hay casas turísticas a lo largo de la costa que cuentan con jardín, piscina, vistas al mar y, en algunos casos, acceso a la playa. Algunas opciones son Casa Mancorita, Las Casitas, Rocapulco, Noa Noa o Playa Palmeras. No olvides incluir en tu menú de boda las especialidades de la región. Aquí crecen las famosas conchas negras, una especie única que se reproduce en los manglares. Y, el chiringuito, un cóctel de leche de coco y pisco.

Playa de surf

En cuanto al escenario natural, las posibilidades de diversión y esparcimiento para tus invitados son infinitas. La guía Lonely Planet ha incluido las playas del norte de Perú dentro de las mejores regiones del mundo para visitar en 2020. A lo largo del litoral puedes bucear, hacer snórquel, windsurf, darte un paseo en caballo o contratar una embarcación para avistar delfines o ballenas jorobadas.

En Punta Sal, puedes regalarte un anticipo de tu luna de miel mientras tus invitados se relajan en la playa de Puerto Pizarro, aguas termales de Bocapán o fotografían las tortugas gigantes de Los órganos. También pueden explorar los parques naturales de Tumbes, Cerros de Amotape y el Santuario Nacional de los Manglares (reserva de la biosfera), que delimitan con su verdor la costa árida y naranja. Y disfrutar de los atardeceres frente al mar. Una tradición de la zona es recibir la noche con fogatas en la playa. Qué mejor manera de celebrarlo rodeado de tu familia y tus amigos como broche de oro de tu boda.

...