Skyline de Nueva York con Hudson Yards

¿Qué hay de nuevo, Nueva York?

La Gran Manzana se transforma

Nuevos rascacielos, nuevos museos y hasta un nuevo barrio de moda. No importa cuantas veces la visites, la incansable Nueva York siempre sorprende. Aún más este 2019.

Autora: Eugenia Fernández

Vessel, Hudson Yards Crédito: Courtesy of Related Oxford

 

La ciudad que marca a su antojo el pulso del mundo es hoy diferente a como será mañana. Olvida Chelsea, Williamsburg o el Meatpacking, ahora Hudson Yards es el nuevo vecindario de moda en Nueva York. Se trata del mayor proyecto de desarrollo urbanístico en la ciudad desde el Rockefeller Center (1939) y promete una revolución vertical: transformar el skyline neoyorquino con 16 nuevos rascacielos y muchas buenas ideas. El nuevo barrio se ha propuesto revitalizar la orilla oeste del Midtown de Manhattan. Aire fresco para la Gran Manzana que se traduce en más de cinco hectáreas de parques y espacios públicos, modernas oficinas y viviendas de lujo a pocos metros del río Hudson. Una ciudad dentro de la gran ciudad.

Como toda buena ciudad, Hudson Yards tiene sus propias atracciones. La estrella será The Vessel, apodada “la escalera de Nueva York”, un edificio/pieza de arte que aspira a convertirse en una de las construcciones más reconocibles de la metrópoli ­junto a otras como el Empire State Building o el Flatiron. El original edificio, pensado para “trepar y explorar”, consiste en 154 tramos de escaleras con casi 2500 escalones. Se inaugurará en primavera, pero ya es posible ver su estructura en el corazón de la Plaza Pública, un espacio abierto con jardines, bancos y un bosque de más de 200 árboles que ejerce de nexo entre los diferentes ambientes de Hudson Yards y alrededores. Sus creadores la comparan con la Plaza de San Marcos veneciana más que con Central Park, ya que su objetivo es convertirla en el punto de encuentro de referencia para neoyorquinos y visitantes.

Detalle de Vessel, Hudson Yards Crédito: Courtesy of Forbes-Massie-Heatherwick-Studio

 

El proyecto apuesta por las zonas verdes uniendo fuerzas con otros parques urbanos. El nuevo Hudson Park & Boulevard se unirá con Hudson River Park y High Line para crear un verdadero oasis en medio de Manhattan. Central Park, prepárate para perder protagonismo. Solo el High Line ya recibe a más de cinco millones de visitantes al año desde su apertura. Su inauguración marcó un antes y después en el diseño urbanístico y en la vida social. Construido sobre una antigua vía de tren, este parque elevado es perfecto para pasear y escapar por un momento del bosque de acero y cristal neoyorquino. Como si, a pesar de estar en medio de la ciudad, la estuvieras observando desde fuera. El tramo que rodea Hudson Yards ofrece vistas panorámicas del río y las calles de la ciudad.

Eso sí, las mejores vistas desde Hudson Yards no se obtienen desde el High Line. Imposible competir con el observatorio al aire libre más alto de todo el hemisferio occidental, The Observation Deck. Está situado a algo más de 335 metros de altura y se espera que abra sus puertas al público este mismo año. Se trata de una plataforma flotante que surge del edificio 30 Hudson Yards, donde ‘comparte oficina’ con grandes empresas como Warner Bros o CNN.

111 West 57th Street
111 West 57th Street Crédito: Hayes Davidson

 

30 Hudson Yards es uno de los rascacielos llamados a modificar la silueta neoyorquina para siempre. No serán los únicos cambios en el ‘skyline’ de la ciudad. En los próximos años, te sentirás aún más diminuto cuando camines por sus calles, pues se incorporan nuevas construcciones como One Vanderbilt o Central Park Tower, que se convertirá en el segundo edificio más alto cuando se inaugure el año que viene. Entrena tu cuello porque vas a tener que mirar hacia arriba: medirá 457 metros y, junto con el rascacielos 111 West 57th Street –una proeza arquitectónica de 435 metros de alto y 20 de ancho–, vigilará desde las alturas el parque más famoso de la ciudad. ¿Las vistas? Más de tres kilómetros cuadrados de bosque, un regalo para los afortunados que puedan pagar los apartamentos de esta torre, situada en ‘la avenida de los multimillonarios’.

Museo de la Estatua de la Libertad
Museo de la Estatua de la Libertad Crédito: Courtesy of FXCollaborative

 

Por suerte, la entrada al nuevo museo de la Estatua de la Libertad está incluida en el billete del ferry que te lleva a la isla. Abrirá en mayo y es uno de los acontecimientos culturales más esperados. Y este mismo año también presenta su ampliación el MoMA (Museo de Arte Moderno), que anuncia un 30% más de espacio para exhibiciones y una clara apuesta por el talento emergente.

Nueva York no para de crecer, de reinventarse. Y seguirá haciéndolo este 2019. Hace unos días nos enteramos de que el emblemático edificio Chrysler está en venta. ¿Qué será de él? A una ciudad tan hiperactiva no le faltarán ideas.

...