Fuegos artificiales de fin de año en Roma

Que el fin del año te pille en Roma

Fiestas y tradiciones en la noche más larga de la capital italiana

Si quieres comenzar una nueva vida, enamorarte o sorprenderte con una explosión de espectáculos tienes una cita este fin de año: Roma

 

Autor: J.Tangarife

Lentejas con zampone

En fin de año, la ciudad eterna te recibirá con su pasado pétreo pero también con una alocada alegría que se desborda en ‘piazzas’ como Venezia, del Popolo y Campo di Fiori o en el Trastévere. Allí te recibirán con hogueras de petardos y brindis de ‘spumantes’ y ‘limonccelo’ cuando el reloj marque las doce en punto.

Antes puedes sumergirte en la emoción de los preparativos, en las decenas de actividades, conciertos o ‘performances’ que esa noche se organizan en la ciudad. Por su tamaño y diversidad, La Festa di Roma es el evento más llamativo: más de 100 espectáculos gratuitos con grupos de todas las nacionalidades.

La Festa, organizada por el Ayuntamiento, te ofrece 24 horas de actividades lúdicas desde las 21:00 del 31 de diciembre hasta las 21:00 del 1 de enero. Todo comienza en la explanada del Circo Massimo, donde se realizaban las vertiginosas carreras de carros. Ese día puedes imaginarlas entre los miles de personas que como en el pasado se reúnen a ver un espectáculo, esta vez de acróbatas, rock industrial e imágenes en 3D que se proyectan sobre ruinas milenarias. Si de repente escuchas un saxofón y no sabes de dónde viene, es el momento de sacar tu cámara. En un edificio de apartamentos puedes ver cómo se van iluminando las ventanas, cada una con un músico. El último ‘capodanno’, fin de año en italiano, 100 guitarristas eléctricos se reunieron en el Giardino degli Aranci (Jardín de los Naranjos) para recibir 2019.

Mercadillo navideño de Piazza Navona

De puertas para adentro, las familias romanas cenan lentejas con ‘zampone’, un embutido de cerdo, como símbolo de prosperidad y abundancia. Y con las campanadas suelen comer un buen trozo de ‘panettone’ (bollo elaborado con una masa de tipo brioche, pasas y frutas confitadas) acompañado de un vino espumoso (‘spumante’). Y luego, al ‘veglione’, es decir, a celebrar en la calle alguna de las muchas fiestas que se ofrecen.

Tienes varias rutas, pero la tradicional pasa por el alumbrado de las vías Condotti y del Corso y por el mercadillo navideño de Piazza Navona, invadido de befanas, la bruja que trae los regalos a los niños italianos, y ‘ciambellas’, una especie de donut gigante. Finalmente, en la Piazza del Quirinale se ofrece un concierto de música clásica con la presencia del presidente italiano.

Si lo tuyo son más las ‘raves’ y la música electrónica, debes tomar otra dirección, hacia el Amore Festival, que lleva más de 15 años celebrando el fin de año con más de 40 artistas de todo el mundo en escenarios como el parque temático Cinecittà World.

Piazza Venezia

Uno de los barrios más familiares y pintorescos para esperar el nuevo año es el Trastévere, un laberinto de callejuelas, enredaderas, olor a tomate y balsámico, y ‘trattorias’ donde te cocinan la pasta en el momento. También puedes huir del ambiente festivo y buscar refugio en el barrio Parioli, al final de la Vía Veneto y de Villa Borguessa, donde el Monte Mario impide que lleguen las masas de turistas y donde los romanos se reúnen tranquilamente alrededor de una mesa. Allí se refugió durante dos décadas la actriz Audrey Hepburn.

Precisamente ese monte, así como las terrazas Pincio (Piazza del Popolo) y Gianicolo (Piazzale Garibaldi), El Coliseo y los puentes, son los mejores lugares para ver la lluvia de fuegos artificiales que cubre de colores a Roma cuando llega la medianoche. Y el 1 de enero, recuerda que a primeras horas de la mañana el Papa Francisco te puede dedicar unos minutos en la audiencia pública que suele convocar en la Plaza de San Pedro o en la Sala de Audiencias de El Vaticano.

Y después de vivir un fin de año en Roma aún puedes perderte por el laberinto de monumentos y rincones de esta ciudad milenaria.

...