Tivoli. Crédito: Diana Horonceanu/Unsplash

Tivoli

Símbolo del poder de Roma

Esta población, incluida dentro del área metropolitana de Roma, representó en su época la cima del poder del Imperio Romano. Un área residencial que acogía las mansiones de senadores y altos cargos de la clase burguesa de la ciudad. Su mayor atractivo son sus lujosas villas, reconocidas como Patrimonio de la Humanidad. Villa Adriana, fue construida por el emperador Adriano en el siglo II, reúne multitud de ruinas de palacios, teatros, baños termales y templos; mientras que Villa del Este es una joya del Renacimiento (1550) que impresiona por los frescos de su palacio y sus jardines. Además, Tivoli alberga otros edificios interesantes como la Iglesia de Santa María la Mayor y la Catedral de San Lorenzo. Todo ello en un entorno natural rodeado de olivos y pinos.

Distancia: A 30 kilómetros de Roma